ROBO DE CABLES SE CUADRUPLICA EN LA REGIÓN DE O’HIGGINS DURANTE 2017

 Hoy en la Intendencia Regional de O’Higgins se conformó la primera Mesa Público-Privada, enfocada en prevenir, denunciar y perseguir este delito, que ha transformado a Rancagua y sus alrededores en la segunda región con más robo de cable de cobre del país, dejando incomunicadas a más de 100 mil personas durante el último año.

• El trabajo de esta mesa se suma a la alianza de las empresas Movistar y ALTO contra este ilícito, que durante 2017 reportó robos por más de 32 mil metros de cables de telecomunicaciones en la región, lo que equivale a 80 vueltas a la pista atlética del Estadio El Teniente.

• La sustracción de cables de cobre es transversal a señales de telefonía, televisión e internet, perjudicando tanto a hogares como a servicios públicos y financieros claves para la comunidad.
RANCAGUA, 05 de enero 2018.- Más de 100 mil personas se vieron afectadas durante 2017 a causa del robo de cables de cobre sólo en la Región de O’Higgins. Las cifras, reportadas por Movistar Chile, dan cuenta del auge de este delito a nivel local, problemática que hoy fue abordada en la primera Mesa de Trabajo Público-Privado contra la sustracción de cableado, constituida este viernes en la Intendencia Regional.
Además de la Intendencia, la instancia contó además con la participación de la Municipalidad de Rancagua, PDI, Fiscalía Regional, Servicio de Impuestos Internos, la empresa ALTO y Movistar Chile, quienes centrarán su labor en la prevención, denuncia y persecución penal de este ilícito, que en los últimos años se ha transformado en un hecho recurrente a lo largo del país y en la región.
LAS CIFRAS
Según cifras de la operadora de telecomunicaciones, el robo de cable de cobre en O’Higgins registró un alza superior al 300% entre 2016 y 2017, con más de 32 mil metros de cable sustraídos durante el año anterior, lo que equivale a 80 vueltas a la pista atlética del Estadio El Teniente o a 64 vueltas a la Plaza de Armas de Santiago.
En tanto, Rancagua es la comuna con mayor cantidad de robos en los últimos doce meses, concentrando el 94% de la región. Otros sectores afectados han sido Graneros, Rengo, Mostazal y Olivar.
Si bien el foco del robo de cable ha estado en el tendido aéreo (91% del total), uno de los casos más emblemáticos se registró el 13 de diciembre de 2017, cuando sujetos sustrajeron cableado subterráneo entre Avenida Recreo y Diagonal La Capilla, dejando a 850 familias incomunicadas por varios días. De hecho, los delitos en tendido subterráneo presentan un crecimiento de 6 puntos porcentuales con respecto a 2016, llegando a 9%.
¿Y qué pasa en el resto del país? A nivel nacional, el robo de cables de cobre afectó a cerca de 800 mil personas en todo 2017, siendo la Región Metropolitana la zona más afectada, con 833 ilícitos registrados. Tras la RM se sitúa la propia Región de O’Higgins, con 257 delitos en 2017 y luego le siguen la Región de Biobío y Antofagasta, con 42 y 34 delitos respectivamente.
ALIANZA CONTRA EL DELITO
En octubre pasado, Movistar y la empresa ALTO, iniciaron un trabajo de prevención y persecución penal del robo de cables en la Región de O’Higgins. La alianza busca emular la experiencia en la Región Metropolitana, que entre 2016 y 2017 arrojó positivos resultados, con una disminución de 16% en la cantidad de clientes afectados.
Germán Muñoz, Coordinador Regional de Seguridad Pública de la Intendencia Regional, dijo que: “Nos parece de suma importancia crear esta mesa de trabajo multisectorial que permita a través de las instituciones tanto públicas como privadas coordinar acciones que vayan en directa ayuda de las personas afectadas por el robo de cable. Se trata de un delito que ha aumentado considerablemente en la región, particularmente en Rancagua por lo que el llamado a la población es denunciar este tipo de ilícitos , mientras nuestra labor, será coordinar el trabajo entre las empresas, la Policía de Investigaciones, Fiscalía, Carabineros con la finalidad de perseguir a quienes cometan esta clase de delito”.
Claudio López, Gerente de Gestión de Redes y Servicios de Movistar Chile, destacó el trabajo desplegado en Rancagua: “Estamos sumamente comprometidos en combatir esta problemática y esperamos revertir el escenario actual de la Región de O’Higgins para que nuestros clientes no vean interrumpidos sus servicios producto de acciones delictuales”.
Gracias al trabajo coordinado entre los distintos organismos que participan en la prevención y persecución del robo de cable, los resultados han sido auspiciosos en los últimos meses. Desde octubre a la fecha, ya se han registrado 10 detenidos por delitos asociados a la sustracción de cable de cobre, cinco de ellos bajo medida cautelar de arresto domiciliario y uno actualmente en prisión preventiva. Dichos resultados, buscan reforzarse de la mano de esta Mesa Regional público-privada.
En la oportunidad, Sebastián Valenzuela, Gerente Legal de ALTO, señaló que “el objetivo de este trabajo conjunto es educar a la ciudadanía sobre el impacto que genera en la comunidad el robo de cables y la comercialización ilegal de este material. Con Movistar hemos realizado un trabajo de coordinación constante con autoridades y entidades públicas; además de fortalecer nuestras plataformas de información, donde buscamos generar prevención y mayor detección de este delito. Esto último es fundamental para el trabajo de persecución penal inteligente que nos permite, más allá de detectar casos puntuales, identificar las redes de reducción de cobre sustraído, y en consecuencia desbaratar bandas organizadas por el delito de robo y receptación de cable. En dos meses hemos logrado la detención de 10 personas, que arriesgan penas que van desde los 3 años y un día a los 5 años”.
LLAMADO A DENUNCIAR
Claudio López de Movistar Chile fue enfático en señalar que la colaboración de la ciudadanía mediante la denuncia es fundamental: “El robo de cables es un delito que nos afecta a todos, tanto a las empresas como a los usuarios que ven interrumpidos sus servicios de conectividad y seguridad en sus hogares. Lo mismo ocurre en el caso de los sistemas de pago, cajeros automáticos y otros problemas de conectividad, afectando la calidad de vida de la comunidad. Es por esto que hacemos un llamado a la colaboración, a estar atentos y denunciar tanto el robo como el comercio ilegal de cobre, a través de los distintos canales que hemos dispuesto para ello”.
¿Cómo identificar el robo para denunciarlo? De acuerdo a las estadísticas de la operadora de telecomunicaciones, el robo de cable es un delito que muchas veces ocurre a plena luz del día. Otro aspecto relevante, es que generalmente se sustraen grandes volúmenes de material, implicando una compleja logística de reparación. Esto hace que los técnicos demoren en promedio 60 horas en restablecer el servicio, desde que la empresa verifica el robo hasta su total reposición.
Para recibir las denuncias, se han habilitado dos números de teléfonos anónimos: Alto Denuncia, al 800 362 586 y al (2)2 6914475 de Telefónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s