COMO SER UNA VERDADERA PAREJA, EN LO BUENO Y EN LO MALO

pareja-enamorada-atardecer - copia“La pareja ideal, o la llamada “media naranja” no existe y esperar que la otra persona se ajuste a ese estereotipo interno es una fantasía contraproducente”, plantea la columna de la psicóloga Rosario Covarrubias.

Parejas o convivencias las hay de muchos tipos, y es cierto. Sin embargo, hay algo que no ha cambiado, y es el deseo profundo de muchas personas de tener una pareja estable con quien compartir las experiencias de vida, donde puedan sentirse acogidas y queridas. Esta es la razón que lleva a muchos al matrimonio o a una convivencia comprometida.

Muchas veces esto queda en las buenas intenciones y al pasar el tiempo la comunicación, la complicidad y el erotismo se van diluyendo.

Existen dos grandes puntos que pueden facilitar que una pareja se mantenga en el tiempo.

-La madurez de cada uno de sus miembros, donde ambos promuevan sus espacios de desarrollo y ninguno amplifique problemas innecesariamente. En la medida en que cada persona se hace cargo de sí misma, se favorece en la relación una cierta simetría y ninguno pasa a ser una carga para el otro, ya sea en el plano emocional, económico o social.

-Entender de una vez que la pareja ideal, o la llamada “media naranja” no existe y esperar que la otra persona se ajuste a ese estereotipo interno es una fantasía contraproducente. Desde la real comprensión de que la otra persona es de carne y hueso y tiene defectos, esperar que cumpla todas nuestras expectativas es una utopía.

Cuando esto se comprende en profundidad se asume que no caben en la relación las exigencias.

Extrañamente, en todos los otros ámbitos, las personas sugieren o manifiestan lo que necesitan pero no demandan, y entienden que no necesariamente se les va a conceder lo que pidan, situación que muchas veces ocurre al interior de la pareja.

Esto es muy relevante porque ante la exigencia la otra persona reacciona negativamente, muchas veces no por la naturaleza de lo solicitado sino por el ejercicio de poder que hay tras ella.

Mantener una buena relación requiere de tiempo, esfuerzo y motivación, no es algo que esté mágicamente asociado a las buenas intenciones.

Un peligro importante en la relación es la conformidad, ya que el paso de ésta a la despreocupación por conquistarse y por mantener el interés en lo que el otro piensa y hace, no es lejano.

Muchas personas concentran su energía en otras áreas de la vida, por ejemplo en el mundo laboral, los hobbies, el deporte, los amigos o hijos, hasta que de pronto se dan cuenta que el amor de pareja ya prácticamente no está presente en sus vidas.

Generar espacios para estar solos, donde se conversen de cualquier cosa, a excepción de algunos tópicos recurrentes como son aquellos ligados a los hijos, finanzas y tareas domésticas. Es decir, es muy importante que se creen instancias para hablar de sí mismos, para compartir momentos de humor y para mirarse a los ojos estando presentes, no mirando el teléfono ni pensando en otras actividades que tienen pendientes.

La unión en la pareja requiere estar para el otro, escucharse activamente, acompañarse mutuamente en su camino de evolución, y no quedarse con el molde que se sacaron cuando se conocieron

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s